Toggle Nav

Farm Bill Provides New Opportunities to Protect America’s Grasslands

English | Español

World Wildlife Fund (WWF) today issued the following statement from Martha Kauffman, managing director of WWF’s Northern Great Plains program, in response to President Obama signing the 2014 Farm Bill:

“At a time when Congress has rarely found bipartisan consensus on conservation, the Farm Bill provides a welcome change to recent Washington gridlock. The common-sense protections included for land, water and wildlife are a sign of the growing understanding Americans have for our grasslands and the communities they support.

“Today’s Farm Bill recommits America to more responsible agriculture. By requiring basic conservation measures and protecting grasslands and wetlands where they are most at risk, the legislation ensures taxpayer dollars do not incentivize the plow-up and drainage of these critical natural resources.

“This is especially true in the Northern Great Plains, a region that supports an array of wildlife that rivals anywhere else on our planet. The passage of this Farm Bill helps ensure these grasslands and wetlands will continue to support wildlife and communities for generations. It helps keep our waters clean and prairie grasses right-side up, reducing soil runoff and flood risks to vulnerable downstream communities.”

# # #

World Wildlife Fund (WWF) emitió hoy la siguiente declaración de Martha Kauffman, Directora General del Programa de las Grandes Planicies de WWF, en respuesta a la firma de la Ley Agrícola 2014 por parte del Presidente Obama:

 

"La Ley Agrícola se recibe como un cambio a la reciente paralización de Washington donde hemos visto falta de consenso bipartidista en el Congreso sobre la conservación. Las medidas de protección para la tierra, el agua y la vida silvestre reflejan el conocimiento que los estadounidenses tienen sobre nuestros pastizales y su relevancia para las comunidades que dependen de ellos”.

“La Ley Agrícola de hoy compromete de nuevo a los Estados Unidos a prácticas agrícolas más responsables. Al exigir medidas básicas para la conservación y la protección de praderas y humedales en riesgo, la ley garantiza que los impuestos de los contribuyentes no incentiven el arado y drenaje en estas áreas naturales que son críticas”.

"Esto aplica especialmente en las Grandes Planicies del Norte, región que sirve de hogar para una gran variedad de especies que no se encuentran en ningún otro lugar de nuestro planeta. La aprobación de esta Ley Agrícola contribuye a que estos pastizales y humedales continúen ayudando a la vida silvestre y las comunidades durante generaciones. Nos ayuda a mantener el agua limpia y las praderas llenas de pasto, reducir la erosión de la tierra y los riesgos de inundación para las comunidades más vulnerables".