Toggle Nav

World Wildlife Fund Descubre WWF

Construyendo un futuro para los chimpancés

  • Fecha: 14 febrero 2018

Ecoturismo comunitario protege a los simios y su hábitat, además que ayuda a la gente a prosperar creando incentivos económicos para guías y comunidades locales en la República Democrática del Congo.

 ma 8993

Los chimpancés fueron uno de los últimos grandes simios que fueron descritos ante la ciencia en 1929 y por lo tanto continúan siendo un misterio. El trabajo de Reagan Mfari consiste en ayudar a rastrear y familiarizarse con uno de los tres grupos de simios para aprender más sobre ellos, lo que a su vez contribuye a informar y fortalecer las iniciativas de conservación, y construir un creciente mercado de ecoturismo que traerá más recursos financieros a esta remota zona del país. Esto también crea un incentivo económico para proteger a los simios y a su hábitat.
 
En este lugar el ecoturismo es esencial. Las cuotas para la observación de simios generan ingresos para las comunidades. Los visitantes también llegan a las aldeas donde pueden apreciar danzas folclóricas, prácticas tradiciones de pesca y comprar productos hechos a mano, como tapetes y cestas. Los ingresos provenientes del turismo refuerzan los medios de subsistencia en comunidades que generalmente suelen estar alejadas de los centros urbanos y los grandes mercados. 
 
Sin embargo toma años y mucha paciencia acostumbrar a los simios ante la presencia humana para que no huyan mientras son observados. Por eso guías como Mfari siguen diariamente a los simios ayudándolos a aclimatarse ante las personas.

 ma 8774

La tarea es dura y físicamente demandante.
 
Los guías siguen a un grupo de simios durante todo el día, anotan las coordenadas del GPS para mantener un registro de sus movimientos, toman nota sobre lo que comen y cuándo descansan o juegan, y usan binoculares para detectar cualquier lesión que pudieran tener. Cuando buscan comida o se sienten amenazados, los simios pueden moverse rápidamente entre las copas de los árboles. Por su parte, los guías deben seguirlos a pie a través de densos bosques; buscan restos de comida que caen al suelo y escuchan los distintos llamados de los simios para retomar el rastro. Cuando los simios comienzan a construir sus nidos durante la noche, los guías anotan la ubicación y regresan al pueblo para regresar al día siguiente antes del amanecer.
 
Esta actividad es una gran ayuda económica para Mfari y otros guías, quienes ahora pueden ganarse la vida de forma constante.
 
Los simios son ampliamente respetados en la zona de Malebo. De hecho, los jefes comunitarios locales se refieren a los simios como antepasados y los padres de familia les dicen a sus hijos que éstas especies no se deben cazar ni comer. Hace más de 10 años que las comunidades locales notificaron al gobierno y a los socios de conservación que los simios habitaban en esa región, zona que anteriormente no era considerada como hábitat de los simios.
 
Los simios permanecen oficialmente clasificados como especies en peligro de extinción ya que enfrentan amenazas de caza furtiva, lesiones accidentales causadas por trampas, pérdida de hábitat, epidemias y es probable que su estatus cambie a especies en peligro crítico.

 ma 8743

WWF comenzó a trabajar en la conservación de los simios en la parte occidental del Congo en 2005. El objetivo es incrementar la vigilancia de los simios, ayudar a controlar su estado de salud y crear un plan de manejo integral que beneficie a las personas y la vida silvestre. Por eso, para lograr que los miembros de la comunidad participen, es necesario mejorar los medios de subsistencia por medio de ecoturismo y actividades relacionadas. Los ingresos residuales que perciben los guías y otras personas involucradas en el turismo de los simios beneficia directamente al sustento de los hogares y ayuda a cubrir gastos como tarifas escolares y atención médica. Además, las cuotas para la observación de simios ayudan a las comunidades mediante el financiamiento de proyectos de infraestructura como la construcción de carreteras.
 
El futuro para los simios de esta región comienza a ser prometedor. Los guías y expertos aprenden más sobre los simios día con día. Los habitantes locales desempeñan un papel clave en la conservación de la especie y, al mismo tiempo, están empezando a cosechar los beneficios de los turistas quienes viajan desde muy lejos para ver a estas fascinantes criaturas, con la esperanza de escuchar cómo se sacuden las copas de los árboles y avistar a los simios.

 ma 8050

Archivo

Etiquetas y categorías