Toggle Nav

World Wildlife Fund Descubre WWF

Salvando a los elefantes en el mundo digital

  • Fecha: 11 agosto 2018

"Beth" es una de las personas que busca marfil de elefante que se vende ilegalmente a través del internet. Pero, ¿por qué lo hace?

Ww225834

Cuando Beth (cuyo verdadero nombre no se revela para proteger su identidad) inicia su computadora durante el descanso de almuerzo en el trabajo, abre una ventana de navegación privada y escribe la dirección de un vendedor en línea. Sus manos teclean rápidamente unas palabras clave mientras que ella pone atención a su pantalla. Lo interesante es que ella no está realizando compras, está tratando de encontrar marfil de elefante que se vende ilegalmente a través del internet.

Pero, ¿por qué lo hace? Porque el avance tecnológico y la conectividad en todo el mundo, combinados con el aumento del poder adquisitivo y la demanda de productos ilegales de vida silvestre, están facilitándole el comercio ilegal a los cazadores furtivos y traficantes. Y es así como los delincuentes se están aprovechando de muchos de estos mercados en línea, motores de búsqueda y plataformas de redes sociales para vender productos de vida silvestre adquiridos ilegalmente en todo el mundo. Más de 20,000 elefantes africanos son asesinados cada año solo para satisfacer la demanda de baratijas y objetos ornamentales de marfil de elefante. A medida que países como China cierran sus mercados físicos, este tipo de venta ocurre cada vez más en línea.

Ahí es donde el papel de Beth es importante. Ella es Embajadora Panda y forma parte de un equipo de activistas que defienden el trabajo de WWF. Ella y unas dos docenas de otros embajadores trabajan como vigilantes cibernéticos de vida silvestre, fungen como detectives civiles capacitados por WWF y expertos en delitos contra la vida silvestre de TRAFFIC y buscan plataformas digitales donde se ofrecen y comercializan productos prohibidos. Estos vigilantes cibernéticos reportan los anuncios sospechosos que encuentran, mientras que WWF centra sus esfuerzos para eliminarlos. El año pasado, en un proyecto piloto, los vigilantes, quienes buscaron a través de tres plataformas, reportaron 575 anuncios en un período de siete semanas, con un 96% de precisión.

Beth, quien ha estado involucrada desde que comenzó la iniciativa el verano pasado, dice que "es un poco estremecedor" cada vez que reporta un anuncio. "Me duele un poco al ver cómo la gente vende estas cosas y explota a los animales con o sin conocimiento".

Ella se sigue sorprendiendo por la cantidad de productos ilegales que encuentra. "En media hora me he llegado a encontrar 20 anuncios problemáticos", dice. "Si tú quieres intentarlo, puedes buscar y reportar cosas todo el día".

Beth no está sola en esto. Veintiún empresas con operaciones en África, Asia, Europa y América del Norte se unieron para lanzar una coalición global cuyo objeto es acabar con el comercio ilegal de vida silvestre por internet. Las empresas, en alianza con expertos en vida silvestre de WWF, TRAFFIC e IFAW, se comprometieron a enfrentar esta industria con un enfoque multifacético, dirigido a reducir el comercio ilegal en línea en un 80% para 2020.

Archivo

Etiquetas y categorías