Entrevista con Tabaré Arroyo Curras

Tabaré Arroyo Curras es Asesor en Economía y Energía para la Iniciativa Global de Energía y Cambio Climático de WWF Internacional.

Tabare Curras
  1. Cuéntanos sobre tu trabajo y cómo estás haciendo una diferencia en tu comunidad.

    En palabras sencillas mi trabajo consiste en crear un nuevo paradigma energético. Durante más de 100 años, América Latina ha dependido de las energías fósiles para impulsar su economía. Esto ha demostrado ser una causa de gran deterioro ambiental y la principal contribución al cambio climático. Afortunadamente, América Latina y el Caribe están dotados de grandes fuentes de energías renovables, limpias, confiables y baratas (eólica, solar, geotérmica, marina, biomasa sostenible, etc.) que aún no han sido explotadas. Mi trabajo consiste en ayudar a los gobiernos, las empresas y las personas para que usen su propio poder para impulsar el cambio y aprovechar ese enorme potencial de energía renovable. Es decir, facilitar un nuevo paradigma energético hacia la transformación a una energía sostenible para América Latina y el Caribe.

  2. ¿Por qué crees que la comunidad latina debe participar en este tema?

    A menos que hagamos algo ahora, el cambio climático tendrá un fuerte impacto sobre América Latina y el Caribe. La elevación del nivel del mar, tormentas más frecuentes, mayores sequías, son sólo algunos de los posibles impactos para la región si la temperatura sigue subiendo; el cambio climático podría costar hasta un 5% del PIB de la región si no hacemos nada al respecto. Nuestra región sólo es responsable de aproximadamente el 12.5% de las emisiones totales del mundo, sin embargo podemos ser afectados gravemente. Es por eso que todos debemos involucrarnos con el problema, especialmente dado que todos podemos ser parte de la solución. Por ejemplo, a diferencia del petróleo, el gas o el carbón, la energía renovable puede ayudarnos a reducir nuestra huella y limitar nuestra contribución al calentamiento global; mejorar nuestra salud y calidad ambiental; asegurar nuestro suministro energético; crear buenos empleos y ahorrarnos dinero. Así que... trabajemos juntos para construir más paneles solares en las escuelas; pedir a más empresas que obtengan su energía de parques eólicos; ¡y solicitar a nuestros gobiernos que tomen más en serio el cambio climático! ¡Seamos todos responsables de ese 12.5%! Las soluciones están a la mano pero necesitamos el compromiso de las personas para lograr el cambio necesario.

  3. ¿Cuál es tu visión de trabajo para los próximos 10 años?

    Mi visión es que América Latina y el Caribe se conviertan en líderes mundiales en energías renovables y sean un ejemplo para el mundo en términos de mitigación y adaptación al cambio climático. Creo que nos merecemos un futuro mejor: más limpio, más justo y más innovador. Nuestra región puede cambiar para bien y todos podemos ser parte de ese cambio. Tenemos los medios para renovar nuestro futuro con energía 100% limpia. Esa será la mayor evolución de todos los tiempos; de sucio a verde; de pobreza energética a autosuficiencia; de desigualdad social a empleos de calidad. Eso es lo que yo llamo la #REvolución.