100 bisontes encuentran un nuevo hogar entre la tribu Rosebud Sioux

La tribu busca crear la manada de bisontes administrada y de propiedad nativa más grande de América del Norte

Hoy, cien bisontes de las llanuras encontraron un nuevo hogar en la región Wolakota Buffalo Range, ubicada en las tierras de los Sicangu Oyate -comúnmente conocidos como la tribu Rosebud-Sioux- en Dakota del Sur. Estos son los primeros de unos 1,500 animales que pisan los 28,000 acres (11,300 ha) de pastizales nativos, el inicio de lo que se convertirá en la manada de bisontes, administrada y de propiedad nativa, más grande de América del Norte.

El proyecto está siendo impulsado por una alianza entre la Rosebud Economic Development Corporation (REDCO) y WWF con el apoyo de Tribal Land Enterprise, la corporación de administración de las tierras de las tribus Rosebud Sioux y el Departamento del Interior de Estados Unidos.

En medio de una pandemia mundial y descontento social, los Sicangu Oyate están revitalizando su relación con los bisontes para demostrar el potencial que esto significa para la resiliencia económica, ecológica y cultural.

“La sagrada relación entre las comunidades de las naciones nativas y los búfalos es parte de una historia compartida de fuerza, resistencia y revitalización económica”, menciona Wizipan Little Elk, director ejecutivo de REDCO. “La llegada de los búfalos marca un nuevo comienzo para los Sicangu Oyate, donde las prioridades culturales, ecológicas y económicas son igualmente celebradas y apoyadas y son de gran beneficio para nuestra comunidad y sirven de ejemplo para el mundo entero”.

La llegada de los animales a Wolakota Buffalo Range fue apoyada por la Iniciativa de Conservación de Bisontes 2020 del Departamento del Interior de Estados Unidos, un plan de 10 años anunciado en mayo para expandir los esfuerzos de conservación de los bisontes. Se entregarán bisontes adicionales durante los próximos cinco años, de manadas administradas por el Servicio de Parques Nacionales y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, lo que ayudará a promover el compromiso del departamento de apoyar la restauración de bisontes en las tierras de los nativos americanos.

Durante los últimos cinco años, WWF ha invertido más de $2.2 millones de dólares en esfuerzos para restaurar las poblaciones de bisontes junto con las comunidades indígenas en las Grandes Planicies del Norte. Esta nueva oportunidad, que se alinea fuertemente con los valores y creencias fundamentales de los lakotas, ofrecerá un modelo para los esfuerzos de restauración cultural y ecológica de las naciones nativas en Estados Unidos.

"Hoy comienza el muy esperado regreso a casa para estos animales emblemáticos", señala Carter Roberts, presidente y director ejecutivo de WWF-US. “Representa un reencuentro con las comunidades que vivieron con ellos durante milenios en una relación simbiótica que ahora pueden volver a tener. WWF tuvo el honor de asociarse con la Rosebud Economic Development Corporation y el Departamento del Interior de Estados Unidos para ayudar a que este día fuera posible de alcanzar".