Descubren 157 nuevas especies en el Gran Mekong

El gibón "Skywalker", el murciélago "Lance Bass" y el sapo de la Tierra Media son tres de las especies descubiertas en 2017.

Greater Mekong WW140150

Un murciélago con pelo al estilo de un miembro de la banda musical *NSYNC de los años 90, un gibón con un nombre sacado de Star Wars y un sapo que bien podría habitar en la Tierra Media de Tolkien, se encuentran entre las 157 especies recién descubiertas en la región del Gran Mekong y descritas por los científicos en 2017. El informe, New Species on the Block, describe tres mamíferos, 23 peces, 14 anfibios, 26 reptiles y 91 especies de plantas descubiertas en Camboya, Laos, Birmania, Tailandia y Vietnam por científicos que se aventuraron en las selvas, montañas, ríos y pastizales de la región, a menudo en condiciones muy desafiantes.

Las 157 especies descubiertas en 2017 significa que en la región se puede descubrir un promedio de tres nuevas especies por semana. Treinta y nueve especies fueron descubiertas en Birmania, lo cual indica que la apertura del país hacia la investigación y la conservación dará lugar al descubrimiento de muchas más especies en el futuro. En Vietnam se encontraron 58 nuevas especies, 35 en Tailandia, 24 en Laos y ocho en Camboya.

Las nuevas especies incluyen:

  • Un murciélago, cuyo pelo se asemeja a las icónicas puntas blancas del cabello de Lance Bass, integrante de la banda *NSYNC de los 90, fue descubierto en hábitats sub-Himalayos del bosque Hkakabo Razi, en Birmania.
  • Un bagre en forma de panqueque fue descubierto en los rápidos de agua fría del remoto Santuario de Vida Silvestre Hponkan Razi.
  • Una especie de bambú, de base bulbosa, que crece a lo largo de las carreteras en las montañas Cardamomo de Camboya y por lo tanto es muy vulnerable a la tala.
  • Un sapito con cuernos puntiagudos fue nombrado en honor de un elfo ya que se descubrió en un "bosque de elfos", montañoso y nublado, en Vietnam. Por su hábitat y cuernitos en los párpados algunos le llaman el "Sapo de la Tierra Media".
  • Una especie de hierba Thismia fue recién descubierta en Laos pero lamentablemente ya está en peligro debido a que su hábitat está alquilado para la extracción de piedra caliza.
  • Un gecko con dedos en forma de hoja descubierto en la "Montaña de los Tres Cientos Picos", en Khao Sam Roi Yot, Tailandia, se distingue por dos "rayas de carreras" que van desde su hocico hasta la punta de la cola.
  • La serpiente de barro de la cuenca del río Salween, en Birmania, está bajo amenaza debido a la destrucción del hábitat y la expansión agrícola.
  • El gibón "Skywalker" Hoolock se encuentra entre los 25 primates más amenazados del planeta.

"Existen muchas más especies que aún no han sido descubiertas y, trágicamente, muchas más se perderán antes de que esto suceda", indicó Stuart Chapman, Director de Impactos de Conservación de WWF en la Región Asia-Pacífico. "No tiene que ser así. Lograr que las grandes reservas sean designadas para proteger a la vida silvestre, junto con mayores esfuerzos para cerrar los mercados de comercio ilegal de vida silvestre, contribuirá en gran medida a conservar la extraordinaria diversidad de vida silvestre en la región del Mekong".

Leaf-toed Gecko

En los mercados del Triángulo Dorado, que incluye a Tailandia, Birmania, Laos y China, las especies en peligro de extinción a menudo se venden abiertamente o se transportan a países vecinos que tienen gran demanda de productos de vida silvestre como China y Vietnam.

Sin embargo no todas las noticas son malas. En Birmania, el comercio de vida silvestre en la región de Yangon ahora es ilegal, mientras que en Laos, una nueva orden del Primer Ministro sobre el comercio y aplicación de la ley para la flora y fauna silvestre ha incrementado las incautaciones de productos de vida silvestre. No obstante, dada la reciente prohibición del marfil en China, puede haber un cambio en el mercado del marfil y mayor presión sobre la vida silvestre del Gran Mekong por parte de turistas y comerciantes.

"Hay sangre, sudor y lágrimas detrás de cada nuevo descubrimiento“, dijo Chapman. “Anunciar un nuevo descubrimiento es una carrera contra el tiempo, de manera que podemos tomar medidas para proteger a la especie antes de que sea demasiado tarde”.