¿Emisiones térmicas? ¿en qué consisten y por qué son tan importantes para afrontar la crisis climática?

¿Usas aire acondicionado para enfriar tu casa o un horno para calentarla? ¿Alguna vez has horneado pan de plátano o has hervido agua para el té? Entonces has usado la energía térmica. Es el calor (o frío) que se utiliza para producir algo. Las emisiones térmicas incluyen gases de efecto invernadero que son liberados por los procesos de calefacción y refrigeración.

Pero pensemos más allá. Se utilizó energía térmica para fabricar el dispositivo que estás usando en este momento para leer este artículo. Las máquinas que fabricaron la ropa que usas fueron creadas con energía térmica. Los procesos per se de fabricación de la ropa necesitan un considerable uso de energía térmica. Incluso los alimentos que consumes se producen, procesan y preparan con energía térmica.

Las emisiones térmicas industriales son las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas por cada uno de estos procesos industriales y los muchos, muchos más que producen todas las cosas que usamos todos los días. Son estas emisiones industriales de energía térmica las que representan uno de los mayores desafíos climáticos del que probablemente nunca hayas oído mencionar. Aquí cuatro cosas que necesitas saber sobre las emisiones térmicas y lo que estamos haciendo en WWF para enfrentar esta amenaza.

¿Qué tan grandes son las emisiones térmicas?

La energía térmica industrial genera el 11% de la contaminación por gases de efecto invernadero en Estados Unidos. Esta es la siguiente fuente más grande, después del transporte y la electricidad y más que todo el sector agrícola de Estados Unidos. A nivel mundial, la energía utilizada para calefacción y refrigeración representa el 50% del uso final de la energía y contribuye con el 39% de las emisiones de gases de efecto invernadero de fuentes relacionadas con la energía. Sin abordar estas emisiones térmicas industriales, no tenemos forma de limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius.

¿Acaso no estamos ya haciendo frente a la reducción de emisiones con energías renovables?

Sí, pero principalmente a las emisiones de las centrales eléctricas que producen la electricidad que utilizamos en nuestros hogares y negocios. La energía eólica y solar están creciendo a pasos agigantados porque la tecnología ha mejorado y los precios son bajos. Y, a medida que electrificamos los vehículos también podemos utilizar electricidad renovable para alimentarlos. Pero los procesos industriales son diferentes. Necesitan calefacción y refrigeración en sitio y para propósitos específicos ya que el calor no puede enviarse a distancia.

¿Son iguales todas las soluciones?

¿Podemos abordar los combustibles fósiles de las emisiones térmicas industriales de la misma manera que estamos haciendo la transición a la electricidad alimentada con energías renovables? Sí y no. Algunos procesos industriales pueden utilizar electricidad alimentada con energías renovables en lugar de quemar combustibles fósiles. Sin embargo, la producción de muchos materiales y bienes de consumo tiene necesidades extremadamente específicas sobre qué tan caliente o frío debe estar y por cuánto tiempo. Y, desafortunadamente, todavía no tenemos muchas opciones renovables y rentables para producir las altas temperaturas necesarias para fabricar las cosas que usamos todos los días. Pero esto está cambiando.

¿En qué sentido está cambiando?

Necesitamos alejarnos de los combustibles fósiles. Entonces, ¿cómo está ayudando WWF a acelerar este proceso? Cada día, las alternativas térmicas renovables a la quema de combustibles fósiles se vuelven más accesibles y eficientes. A medida que las empresas aprenden más sobre estos avances, vemos que más y más personas realizan el cambio a energías renovables. Pero aún existen importantes barreras. En WWF ayudamos a crear la Renewable Thermal Collaborative, una iniciativa que reúne a las empresas que producen lo que usamos, vestimos y comemos para aprendan unas de otras, intercambien experiencias sobre la transición a las energías renovables y, que con su poder e influencia, aceleren los avances tecnológicos y apoyen las políticas que faciliten la adopción de soluciones térmicas renovables.

Renewable Thermal Collaborative es la iniciativa más reciente -de una serie de programas climáticos de WWF- que ha ayudado a transformar el panorama energético corporativo. Estamos pensando en grande, razón por la cual WWF ha sido seleccionada recientemente como finalista del 2030 Climate Challenge, una competencia por una beca única de $10 millones de dólares para escalar rápidamente estos trabajos. Nuestra visión es duplicar el uso de energías térmicas renovables para el año 2025, triplicarlo para el 2030 y mantenernos en el camino para limitar el cambio climático a 1.5 grados Celsius.