Estamos cada vez más cerca de que la basura y el plástico queden fuera de nuestros océanos

Estados Unidos dio un importante paso en la lucha mundial contra la basura que llega a nuestros océanos.

humback whale jump

Alrededor de 124,000 activistas de WWF, de 49 estados del país, contactaron a sus representantes del Congreso para que apoyaran un proyecto de ley bipartidista que tiene como objeto luchar contra los plásticos en los océanos. Este impresionante esfuerzo dio resultado. La Ley Salvar Nuestros Mares es sinónimo de menos basura, más investigación y un futuro más brillante tanto para la vida silvestre como para las personas que dependen de los océanos saludables.

Los científicos calculan que, cada año, más de 8.8 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos. Sin tomar medidas apropiadas, los expertos estiman que, en la próxima década, en el océano podría haber hasta una libra de plástico por cada tres libras de peces.

La basura del océano afecta a todo: desde el plancton más pequeño hasta las ballenas más grandes. Las tortugas marinas, por ejemplo, a menudo confunden las bolsas de plástico con alimento. Y los delfines y otras especies marinas pueden enredarse en viejas redes de pesca.

Por eso la importancia de que decenas de miles de nuestros activistas hayan elevado su voz.

"El ambicioso objetivo de WWF es lograr que la naturaleza esté libre de plástico para el año 2030", dijo Erin Simon, directora de participación del sector privado de WWF y sostenibilidad. “Para esto será necesario corregir las fallas en los complejos sistemas de manejo de residuos. La acción del gobierno y una buena política pública son fundamentales para poner en marcha las soluciones que necesitamos, y la aprobación de la Ley Salvar Nuestros Mares es un buen paso en la dirección correcta".