La degradación de los bosques: por qué afecta a las personas y la vida silvestre

degraded land WW286701 Tim Cornin

La deforestación y la degradación forestal son temas urgentes relacionados con los bosques de nuestro planeta: cerca del 47% de los bosques del mundo enfrentan un alto riesgo de deforestación o degradación para el año 2030. Si bien ambas dañan la salud de los bosques, existe una diferencia entre la deforestación y la degradación forestal.

La deforestación se refiere a la tala de un bosque, eliminándolo por completo, para dar espacio a algo más en su lugar. La principal causa de la deforestación es la agricultura insostenible e ilegal, que da pie a cultivos comerciales como el aceite de palma y el caucho. La realidad sobre la deforestación es impresionante: los bosques están desapareciendo a un ritmo equivalente a 27 campos de fútbol por minuto.

western lowland gorilla WW22719 Jabruson

Cuando un bosque se degrada significa que aún existe pero ya no funciona bien. Se convierte en una versión reducida de lo que solía ser y su salud disminuye hasta que ya no puede sustentar a las personas y la vida silvestre. Por ejemplo, filtrando el aire que respiramos y el agua que bebemos, o proporcionando alimento y refugio a los animales. La degradación de los bosques, en términos de masa de tierra, es un problema aún más grave que la deforestación: aproximadamente 6.5 millones de millas cuadradas de bosques tienen un alto riesgo de degradarse en los próximos 10 años.

Hay algunos factores principales que detonan la degradación de los bosques. Uno de ellos es el cambio climático: las temperaturas más altas y los impredecibles patrones climáticos aumentan el riesgo y la gravedad de los incendios forestales, la infestación de plagas y las enfermedades. Pero la principal causa de la degradación de los bosques es la tala insostenible e ilegal. Es una industria multimillonaria basada en la creciente demanda de madera, productos de papel y combustible baratos.

Cuando no se realiza responsablemente, los madereros destruyen parte del bosque para crear caminos, extraen la mayor cantidad posible de árboles de alto valor y arrastran la madera para venderla. En un bosque degradado debido a la tala ilegal e insostenible existen claros, una telaraña de caminos, vegetación devastada y maleza, al igual que trincheras excavadas en el suelo del bosque.

La degradación de los bosques es también el preámbulo de la deforestación. Cuando una empresa maderera crea caminos en lo profundo de un bosque después le siguen otras empresas. Vendrán más madereros, pero también mineros, ganaderos y agricultores que de otra manera no habrían tenido acceso.

deforestation in Cerrado WW294503 David Bebber

Deforestación en el Cerrado, Brasil, uno de los ecosistemas tropicales más antiguos y diversos del mundo y uno de los más amenazados del planeta. Un millón de hectáreas de bosque se pierden en el Cerrado cada año, dando paso a las plantaciones de soya para la producción de alimentos para consumo humano y animal, así como biocombustibles.

Aún hay esperanza para detener la degradación de los bosques. WWF está trabajando en todo el mundo para establecer una respuesta coordinada y de cero tolerancia ante la tala insostenible e ilegal. Trabajamos a nivel internacional para fortalecer y hacer cumplir las leyes, así como en Estados Unidos para evitar que los productos provenientes de madera ilegal entren al país. WWF también ayuda a algunas de las empresas más grandes del mundo a invertir y exigir madera que se genera, procesa, transporta y comercializa de manera legal y responsable, lo cual hace que todo el mercado se enfoque en mejores prácticas.

La buena noticia es que los consumidores también pueden poner de su parte comprando productos de madera y papel certificados por el Forest Stewardship Council (FSC). La etiqueta FSC garantiza que los árboles sean manejados responsablemente tanto a nivel ambiental como social, tomando en cuenta disposiciones que garantizan el cumplimiento de las leyes locales, nacionales e internacionales. Este simple hecho -combinado con el trabajo de los gobiernos, empresas y organizaciones como WWF- es la mejor manera de detener la degradación de nuestros bosques y garantizar que se mantengan saludables y continúen siendo productivos para las personas y la vida silvestre.