Nuevos estudios muestran avances en la lucha contra el comercio de marfil de elefante, gracias a la prohibición en China

Estadísticas publicadas por World Wildlife Fund (WWF) y TRAFFIC revelaron que la prohibición de China contra el comercio de marfil de elefante ha tenido efectos positivos desde que entró en vigor a principios de 2018.

Herd of African elephants

Elefantes africanos.

Sin embargo, aún se necesitan más medidas para influir en algunos segmentos clave de la sociedad.

Entre los 2,000 consumidores chinos encuestados, los que reportaron haber comprado anteriormente y tener intenciones a futuro de comprar productos de marfil han disminuido significativamente desde que se implementó la prohibición al comercio del marfil. Todas las tiendas que vendían marfil legalmente antes de la prohibición y visitadas por TRAFFIC en 2018 han dejado de vender productos de marfil. Asimismo, la magnitud del comercio ilegal de marfil en la mayoría de las ciudades y plataformas en línea investigadas ha disminuido. Sin embargo, las zonas de mayor tráfico de marfil todavía persisten, incluso a lo largo de la frontera con el vecino país de Vietnam.

Otro punto preocupante es el bajo nivel de conciencia de los encuestados cuando se les preguntó acerca de la prohibición de marfil. Si bien el conocimiento espontáneo (sin influencia por parte del encuestador) sobre la prohibición se ha duplicado desde que cambió la ley -de 4% a 8% de los encuestados- aun se requiere una mayor disfusión del mensaje para aumentar el nivel de conciencia del público. El apoyo general a la prohibición de marfil sigue siendo alto, ya que 9 de cada 10 encuestados expresaron estar de acuerdo y apoyar la prohibición una vez que tuvieron conocimiento de la misma.

Dos informes, El mercado del marfil en China después de prohibirse su comercio en 2018 publicado por TRAFFIC y La demanda bajo la prohibición: Investigación del consumo de marfil en China posterior a la prohibición en 2018 llevado a cabo por la consultora independiente GlobeScan y a solicitud de TRAFFIC y WWF, proporcionan el primer análisis de las tendencias en la oferta y la demanda de productos de marfil en los mercados de China, a partir de los nuevos cambios legislativos. Los resultados fueron en general positivos.

En 2018, TRAFFIC visitó 157 mercados en 23 ciudades y encontró 2,812 productos de marfil en 345 tiendas. Comparado con un informe similar de 2017, el número de tiendas con marfil a la venta disminuyó en un 30%, aunque sigue siendo alta dado que el comercio ahora está prohibido. Más de la mitad de los productos de marfil encontrados a la venta se concentraron en cinco ciudades provinciales: Chengdu, Chongqing, Hangzhou, Dongxing y Pingxiang.

El comercio ilegal de marfil en línea también parece estar disminuyendo. El número promedio de nuevos anuncios publicados de comercio de marfil disminuyó en un 26.6% en los sitios web y en un 10.6% en las plataformas de redes sociales, en términos de antes y después de la prohibición.

De acuerdo con la Investigación del consumo de marfil en China posterior a la prohibición en 2018, el 14% de los encuestados afirma haber comprado marfil en los últimos 12 meses. Esta es una reducción significativa del 31% de los encuestados que informaron haber comprado marfil en la encuesta del 2017 previo a la prohibición.

El estudio demostró que el 18% de las personas que viajan al extranjero compran productos de marfil, principalmente en Tailandia y Hong Kong. Lograr hacer conciencia en los viajeros chinos sobre la prohibición y sobre otros souvenirs que no contengan marfil es fundamental para garantizar que continúen los resultados positivos de reducir la demanda y se conviertan en beneficios a largo plazo para las poblaciones de elefantes silvestres.

Ante la peor crisis de caza furtiva que han enfrentado los elefantes durante tres décadas, los países y territorios con importantes mercados de marfil como China, la Región Administrativa Especial de Hong Kong y Estados Unidos han introducido planes que se están implementando en diferentes etapas para eliminar gradualmente el comercio doméstico de marfil; mientras que otros países como el Reino Unido están proponiendo medidas más estrictas para restringir el comercio ilegal de marfil dentro de sus fronteras. Sin embargo, la implementación y cumplimiento de las regulaciones existentes sigue siendo clave para este esfuerzo global, combinado con el cambiante comportamiento de los consumidores y las normas sociales que fomentan el consumo del marfil como un artículo de lujo que transmite riqueza y estatus.