Un cachorro de tigre de Amur obtiene una nueva vida

Saikhan, el "tigre milagroso" que fue rescatado después de sufrir graves lesiones en la nariz y el rostro ocasionadas por cazadores furtivos, fue liberado en los bosques del Lejano Oriente de Rusia.

Amur tiger release WWF Russia

Un tigre de Amur llamado Vladik es liberado de nuevo después de una exitosa rehabilitación en el Centro de Rehabilitación Alekseevka. WWF rehabilitó y liberó 13 cachorros, incluyendo a Vladik y Saikhan (abajo), entre 2009 y 2016.

El cachorro de tigre Amur seriamente herido fue encontrado en enero de 2017 tras una llamada de alerta que recibió el Departamento de Caza de la provincia de Primorsky sobre el estado del animal, ante la cual respondieron enviando rápidamente a un equipo de expertos para localizarlo.

El cachorro, de entre cinco y siete meses de edad, fue transportado inmediatamente al Centro de Rehabilitación Alekseevka, uno de los dos centros de rehabilitación de tigres ubicados en Rusia, donde recibió cirugía de emergencia y cuidado médico las 24 horas.

Afortunadamente, esta rápida respuesta salvó la vida del tigre. Después de una operación exitosa por parte de veterinarios expertos y meses de rehabilitación, Saikhan se recuperó por completo. Luego fue presentado ante Lazovka, una cachorra de tigre rescatada un mes antes, que lo ayudó a socializar y prepararse para la vida en la naturaleza.

Saikhan fue rescatado de la naturaleza tras presentar heridas de gravedad en su rostro, ocasionadas por el arma de un cazador furtivo.

Saikhan y Lazovka, juntos en el Centro de Rehabilitación Alekseevka. Los cachorros se ayudaron mutuamente a prepararse para vivir de nuevo en la naturaleza.

La feliz historia de Saikhan es un testimonio del oportuno y colaborativo esfuerzo entre el Departamento de Caza de la provincia de Primorsky, el personal del Centro de Rehabilitación, WWF-Rusia, el Amur Tiger Center y los equipos especiales de respuesta rápida auspiciados por el gobierno. También es evidencia del gran impacto que estos esfuerzos conjuntos de conservación están teniendo en el Lejano Oriente de Rusia, donde hemos trabajado para recuperar la población de tigres de Amur, que sólo contaba con aproximadamente 40 individuos en la década de 1940, a más de 500 a partir de los años noventa.

Sin embargo, el crecimiento de la población de los tigres de Amur enfrenta nuevos desafíos. Un reciente informe de WWF estimó que entre los años 2000 y 2016 hubo aproximadamente 279 incidentes de conflicto entre los humanos y los tigres en la región de Amur, un número que se espera aumente a medida que crezca la población de tigres de Amur.

Disminuir el número de conflictos entre los humanos y los tigres, así como proteger a los tigres contra la caza furtiva es clave para garantizar que las poblaciones de tigres de Amur sigan aumentando. Entre 2009 y 2016, WWF ayudó a rehabilitar y liberar 13 tigres de regreso a la naturaleza, muchos de los cuales habían estado principalmente involucrados en conflictos entre humanos y tigres. Diez fueron etiquetados con collares GPS para que WWF pueda monitorear sus movimientos y proteger a estos tigres.

WWF también trabaja junto a las autoridades y las comunidades locales para fortalecer los esfuerzos contra la caza furtiva, reforzar la protección de los tigres, imponer castigos más severos para delitos contra la vida silvestre y aumentar la conciencia pública sobre estos animales en peligro.