WWF y Apple ayudan a mejorar el manejo de más de un millón de acres de bosque en China

forest in china

Gracias a una iniciativa conjunta entre WWF y Apple, más de un millón de acres de área forestal en China ahora se administra de manera responsable o con una mejor gestión forestal.

De acuerdo con los estándares sociales y ambientales del Consejo de Manejo Forestal (FSC, por sus siglas en inglés), los mejores estándares en su tipo en el mundo, 375,000 acres de bosque productivo se gestionan de manera responsable. Y 640,000 acres adicionales cuentan ahora con una mejor gestión forestal y con mejores prácticas reduciendo la tala no planeada, el riesgo de incendios y el uso de químicos; contando con mayor seguridad para los trabajadores, diversidad estructural y de especies, y con la participación de la comunidad.

Este logro de un millón de acres forma parte de un proyecto con Apple a cinco años, el cual comenzó en 2015. El objetivo principal del proyecto es ayudar a reducir la huella ambiental provocada por la producción de papel en China -el mayor productor y consumidor de productos de papel en todo el mundo-, mejorando la gestión de los bosques productivos. Por tercer año consecutivo, la producción de fibra virgen que proviene de los bosques de este proyecto ha superado la cantidad de fibra virgen que utiliza Apple para el empaque de sus productos.

El papel que WWF ha desempeñado para lograr esto ha incluido, entre otras cosas, capacitar y educar sobre prácticas responsables de manejo forestal; ayudar a las granjas forestales paraestatales y a las empresas a actualizar o crear planes de manejo forestal, alineados con la certificación FSC; y trabajar con los empleados para identificar áreas forestales con alto valor para la conservación.

Esperamos que el resultado de este trabajo tenga un efecto dominó en el manejo forestal responsable en toda China. En un plan de manejo de más de 40 millones de acres de áreas forestales nacionales, el gobierno de China ha incluido pautas que fomentan la gestión forestal, similares a las de FSC y mejoras en el manejo de las granjas forestales.

Este proyecto demuestra el dinámico rol que pueden tener las empresas en la protección de los bosques. WWF cree que para conservar los bosques más rápidamente y a mayor escala, las empresas deben comprometerse a conservar más áreas forestales de las que necesitan para generar productos derivados de los bosques.