Toggle Nav

2017 Ranks Among Three Warmest Years Ever

** Versión en español abajo **

In response to data released today by NASA and the National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) declaring 2017 a top-three record-warm year globally, World Wildlife Fund issued the following statement from Lou Leonard, senior vice president of climate change and energy:

“This announcement should shock no one. Mother Nature forced climate-related disasters, from Houston to Puerto Rico to California, into the headlines throughout 2017.  In the United States, 2017 was also a record-breaking year for the costs of these disasters.  This is not a coincidence. 

“The key question is what we do about it. With the costs of inaction piling up, Washington, DC is largely looking the other way. So it is up to a new class of leaders from American businesses, universities, cities and states to pick up the slack.

“This year, we need to break the record for new actions and commitments taken by these new leaders, showing the world that the United States is still in the game no matter what happens inside the beltway.”

###

En respuesta a la información presentada el día de hoy por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), indicando que el año 2017 fue uno de los tres más cálidos de los que se tenga registro, World Wildlife Fund (WWF) hizo la siguiente declaración de Lou Leonard, Vicepresidente Senior de Cambio Climático:

“Este anuncio no debe sorprender a nadie. La madre naturaleza llevó los desastres relacionados al cambio climático a las portadas de los diarios durante el 2017, desde Houston hasta Puerto Rico pasando por California. En Estados Unidos, 2017 fue también un año que rompió récord en cuestión del costo económico generado por estos desastres. Esto no es ninguna coincidencia.  

La pregunta clave aquí es, ¿qué hacemos al respecto? Con los costos de la inacción acumulándose, Washington DC está mirando en otra dirección. Por lo tanto, ahora todo depende de una nueva clase de líderes estadounidenses, entre las que se encuentran empresas, universidades, ciudades y estados, para hacer el trabajo pendiente.

Este año tenemos que romper el récord de acciones y compromisos tomados por estos nuevos actores, mostrándole al mundo que Estados Unidos sigue comprometido con la batalla contra el cambio climático, a pesar de lo que sucede en Washington DC”