Toggle Nav

Nature Sounding the Alarm: 2016 Hottest Year on Record

** Versión en español abajo **

In response to data released today by NASA and the U.S National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) declaring 2016 was the warmest year on record globally, World Wildlife Fund (WWF) issued the following statement from Lou Leonard, senior vice president of climate and energy:

“The science is clear and headed in one direction. Human-caused changes in climate are putting the lives of both people and wildlife at risk. From disappearing Arctic ice in Alaska to greater storm surges along our nation’s coastlines to heatwaves in America’s heartland, nature is sending a distress call.

“We know what we must do to build safer communities and a more stable climate. We must shift to clean, renewable energy to power our economy. We must make our infrastructure - like roads, buildings, airports and railroads - climate resilient through nature-based solutions. We must help poorer countries prepare for these changes to avoid global instability.

“The decisions we make in the next few years will significantly shape the trajectory of our efforts toward a zero-carbon economy. America’s safety, health and prosperity is contingent on remaining a part of the Paris climate agreement and an active player in overall international efforts to address climate change.”

###

En respuesta a la información difundida el día de hoy por la NASA Y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) declarando que el 2016 fue el año más cálido a nivel global del que se tenga registro, World Wildlife Fund (WWF) emitió la siguiente declaración de Lou Leonard, vicepresidente de clima y energía:

La ciencia es clara y apunta a una dirección. Cambios en el clima causados por actividad humana están poniendo en riesgo las vidas de personas y vida salvaje. Desde el hielo ártico que está desapareciendo en Alaska, a las grandes marejadas a lo largo de las costas de nuestra nación, hasta las olas de calor en el corazón de Estados Unidos, la naturaleza está haciendo un llamado de auxilio.

Sabemos lo que tenemos que hacer para construir comunidades más seguras y un clima más estable. Debemos transitar a energía limpia y renovable para sustentar nuestra economía. Debemos hacer nuestra infraestructura – como los caminos, los edificios, aeropuertos y ferrovías- resiliente a cambios climáticos a través de soluciones basadas en la naturaleza. Debemos ayudar a países más pobres a prepararse para estos cambios para evitar inestabilidad global.

Las decisiones que tomemos en los siguientes años darán forma de manera significativa a la trayectoria de nuestros esfuerzos hacia una economía de cero emisiones de carbono. La seguridad, salud y prosperidad de Estados Unidos es contingente en permanecer involucrados en el Acuerdo de París, y un actor diligente en los esfuerzos internacionales para enfrentar el cambio climático.