Toggle Nav

Undoing Major Climate Rule Hurts US Health, Economy and International Leadership

*Versión en español abajo*

In response to the Environmental Protection Agency’s roll back of the Clean Power Plan, World Wildlife Fund (WWF) issued the following statement from Lou Leonard, senior vice president of climate change and energy:

“Americans will pay the price for this short-sighted decision. Rolling back the Clean Power Plan is needlessly self-destructive.

“The US Supreme Court and the EPA's own endangerment finding mandate that the federal government address climate pollution to protect Americans’ health and welfare. The Clean Power Plan allows states the flexibility to meet these necessary pollution cuts in efficient and cost-effective ways.

“Without the significant emissions reductions called for under the Clean Power Plan, the federal government would not meet the mandate to protect Americans’ health and welfare.  Going forward, any new EPA rule needs to produce comparable pollution reductions with flexibility to achieve these cuts efficiently.

“This decision slows our country’s clean energy transition, and the job growth that comes with it, just when we need to be accelerating our pace. But it cannot stop our nation’s eventual shift to clean, renewable energy, zero-carbon transport and sustainable food systems. American cities, states and businesses are now leading the way, capitalizing on the emerging clean energy economy, generating jobs, and sending a signal to other governments and investors that the US can still meet its targets under the Paris Agreement.”

##

En respuesta al anuncio de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) sobre su intención de revertir el Plan de Energía Limpia, World Wildlife Fund (WWF) emitió la siguiente declaración de Lou Leonard, Vicepresidente Senior de Cambio Climático y Energía:

"Los ciudadanos de Estados Unidos pagarán el precio por esta decisión que carece de visión. Revertir el Plan de Energía Limpia (CPP por sus siglas en inglés) es innecesariamente autodestructivo.

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, y el reconocimiento de situación peligrosa por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) ordenan que el gobierno federal debe enfrentar la contaminación climática para proteger la salud y el bienestar de sus ciudadanos. El Plan de Energía Limpia otorga flexibilidad a los estados para lograr las reducciones de contaminantes necesarias de manera eficiente y en formas que ofrezcan buen costo-beneficio. 

Sin las significativas reducciones de emisiones solicitadas bajo el Plan de Energía Limpia, el gobierno federal no cumpliría la orden de proteger la salud y bienestar de los ciudadanos de Estados Unidos. En el futuro, cualquier norma nueva de la Agencia de Protección Ambiental debe de resultar en reducciones de contaminantes comparables a las del Plan de Energía Limpia, con la flexibilidad de lograr estas reducciones de forma eficiente.

Esta decisión hace más lenta la transición de nuestro país a un sistema de energía limpia, y al crecimiento de empleos que la acompaña, justo cuando necesitamos acelerar nuestro paso. Pero no puede frenar el eventual cambio de nuestro país a energías renovables, transporte de cero emisiones de carbono y sistemas alimentarios sustentables.  Las ciudades, estados y empresas de estados unidos ahora están liderando el camino, capitalizando en la emergente economía de energía limpia, creando empleos y enviando una señal a otros gobiernos e inversionistas de que Estados Unidos aún puede cumplir sus metas bajo el Acuerdo de París.”