Toggle Nav

WWF: President Connects Changing Arctic to Global Climate Challenge

English | Español

In response to President Obama’s remarks at the GLACIER summit in Anchorage, World Wildlife Fund released the following statement from Margaret Williams, managing director for Arctic programs:

“Alaska’s climate challenges are the nation’s and the world’s challenges. That’s why we needed President Obama to come to Alaska and shine a light on the problem and on what needs to be done here and globally. The President drove home the point that the US is an Arctic nation with a huge stake in the region’s future.

“Rapidly melting sea ice, wildfires, loss of habitat and biodiversity, and the resulting disruption to whole communities and a way of life are coming hardest and fastest in Alaska and the Arctic. These are harbingers of the major changes ratcheting up in the Lower 48 and around the world.

“Bearing witness to the sights and sounds of a changing Arctic should be a strong motivator for the President and other Arctic leaders to go into the Paris climate talks and ramp up their ambitions to cut global emissions.

“Building resilient communities based on clean energy and jobs, protecting our wildlife and landscapes, and securing the culture and prosperity of Arctic communities are the building blocks of the Arctic’s future. As President Obama continues to push for meaningful climate action, it’s critical he make these fundamentals a priority for his Administration.”

 

En respuesta a las observaciones realizadas por el Presidente Obama durante la cumbre GLACIER, en Anchorage, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) emitió la siguiente declaración de Margaret Williams, directora general del programa del Ártico de WWF:


"Los retos climáticos que enfrenta Alaska son también retos de este país y del mundo. Es por eso que necesitamos que el Presidente Obama llegue a Alaska y aclarare el problema y lo que se necesita hacer aquí y en todo el mundo. El Presidente hizo constar que Estados Unidos es una nación que también pertenece al Ártico, con un enorme interés en el futuro de la región”.

"El rápido derretimiento del hielo marino, los incendios forestales, la pérdida de hábitat y biodiversidad, así como los impactos derivados para comunidades enteras y su estilo de vida están presentándose más fuerte y rápidamente en Alaska y el Ártico. Estas son sólo algunas señales de los grandes problemas que se avecinan en el resto de las entidades contiguas de los Estados Unidos y en todo el mundo”.

"Ser testigo del cambiante paisaje y sonidos del Ártico debe ser un gran estímulo para el Presidente y otros líderes de la región ártica para llegar a las negociaciones climáticas de París y acrecentar sus ambiciones para reducir las emisiones globales”.

"Construir comunidades resistentes basadas en energías y trabajos limpios; proteger nuestra vida silvestre y paisajes; y asegurar la cultura y prosperidad de las comunidades del Ártico representan los bloques para la construcción del futuro del Ártico”. A medida que el Presidente Obama continúa ejerciendo presión para lograr importantes acciones climáticas, es indispensable que haga de estos fundamentos una prioridad para su administración”.