5 datos interesantes sobre el tiburón ballena

Tiburón ballena.

1. No es una ballena, sino el pez más grande del mundo

Esta enorme criatura puede crecer hasta 39 pies (20 m) de largo. Pero, a pesar de su tamaño, el tiburón ballena es considerado un "amable gigante".

2. Comer es una laboriosa tarea

El tiburón ballena se alimenta por filtración y no puede morder ni masticar. Es capaz de procesar más de 1,585 galones (6,000 lt) de agua por hora a través de sus branquias. Su boca puede medir hasta cuatro pies (1.2 m) de ancho pero los dientes del tiburón ballena son tan pequeños que solo pueden procesar camarones pequeños, pescado y plancton usando sus dentículos dermales como filtro de succión.

3. Puede vivir muchos años

Se cree que menos del 10% de los tiburones ballena que nacen sobreviven hasta la edad adulta, pero los que lo hacen pueden vivir hasta 150 años.

4. Nada lentamente pero migra grandes distancias

A excepción del mar Mediterráneo, el tiburón ballena puede ser visto en todos los océanos templados y tropicales del mundo ya que migra miles de millas a diferentes zonas para alimentarse. Pero se mueve lentamente, pues se desplaza a velocidades menores a las 3 millas por hora (4.8 kph).

5. Al igual que otros tiburones, está amenazado

Muchos tiburones son atrapados accidentalmente en las artes de pesca o cazados intencionalmente por sus aletas, consideradas como un manjar en Asia. Además, su hogar oceánico está en peligro y enfrentan amenazas como el cambio climático que calienta el agua -que afecta tanto a los hábitats como a las presas y los cambios de población de los tiburones- y la contaminación por plásticos –que pueden ser ingeridos u ocasionar que el tiburón ballena quede enredado.

Isla de Mafia, Tanzania

El turismo para la observación de tiburones ballena es una de las fuentes de ingresos más importantes para las comunidades de la isla de Mafia, Tanzania, donde la temporada alta de avistamientos se extiende de octubre a marzo. Gracias a las ricas áreas de alimentación, en este lugar los tiburones ballena son residentes permanentes en lugar de migratorios, como la mayoría de los otros tiburones ballena.

Trabajando con las comunidades locales, los pescadores y la industria del turismo, WWF ayuda a mejorar las oportunidades de medios sostenibles de subsistencia a través de la conservación del tiburón ballena. WWF también está monitoreando a estos tiburones y realiza censos cada dos años para verificar que su población esté prosperando. En 2012 había 100 individuos, ahora hay alrededor de 180; este es un gran logro considerando que los tiburones tardan en crecer y reproducirse.

EL TRABAJO DE WWF

En todo el mundo, WWF está trabajando para proteger y gestionar mejor nuestros océanos, incluyendo los hábitats vitales para los tiburones. También estamos trabajando para reducir la captura incidental y detener el comercio ilegal de productos de tiburón.

Todos podemos contribuir a reducir la contaminación por plásticos y luchar contra el devastador cambio climático, que afecta tanto a las personas como a la vida silvestre.