Una extensión de bosque tan grande como Francia se ha regenerado en los últimos 20 años

Un nuevo estudio demuestra la capacidad de regeneración del bosque si se lo permitimos

Casi 146 millones de acres (59 millones de ha) de bosque, un área más grande que todo el territorio continental francés, se han regenerado desde el año 2000, según un nuevo análisis publicado por Trillion Trees, una alianza de World Wildlife Fund (WWF), BirdLife International y Wildlife Conservation Society (WCS). Esta área de bosque tiene el potencial de almacenar el equivalente a 5.9 gigatoneladas de CO2, más que todas las emisiones anuales de Estados Unidos.

El estudio señala a la Selva Atlántica de Brasil como una historia de éxito de regeneración del bosque. Se estima que 10.3 millones de acres (4.2 millones de ha), un área aproximadamente del tamaño de los Países Bajos, se han regenerado allí desde 2000 a través de una combinación de proyectos planificados para restaurar el bosque, prácticas industriales más responsables y otros factores, incluyendo las tendencias migratorias hacia las ciudades. Sin embargo, queda mucho por hacer para proteger y recuperar este importante bioma.

“La deforestación está en el núcleo de nuestra crisis climática y debemos hacer todo lo posible por detenerla”, señala Josefina Braña Varela, vicepresidenta y subdirectora de bosques de WWF. “Además, la restauración de nuestros bosques naturales jugará un papel esencial en la preservación de estos ecosistemas críticos. Este análisis ofrece una perspectiva positiva para la regeneración natural; pero este crecimiento no se produce sin una planificación cuidadosa, mayor inversión y políticas sólidas que conduzcan a un aumento de la cubierta forestal".

En los bosques boreales del norte de Mongolia, el estudio sugiere que 2.9 millones de acres (1.2 millones de ha) de bosque se han regenerado en los últimos 20 años, en parte gracias al trabajo de WWF, además de mayor énfasis en las áreas protegidas por parte del gobierno de Mongolia. Otros puntos críticos de regeneración incluyen África central y los bosques boreales de Canadá.

El estudio está diseñado para aportar datos a los planes de restauración forestal en todo el mundo, presentando una imagen de las áreas donde sería beneficioso enfocar los esfuerzos de restauración. Forma parte de un proyecto de investigación de dos años que implicó examinar más de 30 años de datos de imágenes satelitales y el trabajo de expertos en topografía con conocimiento sobre el terreno en más de 100 sitios en 29 países. El trabajo da seguimiento al mapa de frentes de deforestación de WWF, publicado a principios de este año, que muestra el alarmante ritmo al cual el mundo está perdiendo los bosques.

Hoy más que nunca hay un mayor impulso detrás de la restauración forestal, incluida una ola de promesas gubernamentales. Pero un profundo análisis de estos compromisos muestra que los planes de ejecución implican una expansión muy limitada de los bosques naturales a pesar de los fuertes beneficios climáticos y de biodiversidad que ofrecen los bosques. Con esta nueva comprensión del potencial de la regeneración natural a amplia escala, hay motivos para reequilibrar los planes de ejecución para incluir más bosques naturales.

El mapa se ha desarrollado a través de un riguroso enfoque científico, pero los investigadores reconocen las limitaciones de trabajar con datos de sensores remotos y están buscando más información para validar o ajustar el mapa y profundizar su comprensión de las condiciones que llevaron a la regeneración. Trillion Trees está invitando a las personas con conocimientos prácticos a contribuir en línea a través de forestrege[email protected].

“Este mapa será una herramienta valiosa para que los conservacionistas, los formuladores de políticas y los donantes comprendan mejor las múltiples formas en que podemos trabajar para aumentar la cobertura forestal por el bien del planeta”, indicó John Lotspeich, director ejecutivo de Trillion Trees. “Los datos muestran el enorme potencial de recuperación de los hábitats naturales cuando se les da la oportunidad. Pero no es una excusa para que nos quedemos de brazos cruzados. A través de nuestros socios en BirdLife International, WCS y WWF, Trillion Trees ha trabajado arduamente para identificar y proteger las áreas donde existe potencial para la regeneración natural de estos valiosos activos y aprender de nuestros éxitos con el fin de promover la regeneración natural en otros lugares a una escala aún mayor."

Los autores del estudio advierten que los alentadores signos de regeneración no pueden darse por sentados. Actualmente, los bosques de Brasil enfrentan amenazas importantes, incluyendo la Selva Atlántica, una reconocida historia de éxito de restauración. El alcance de la deforestación histórica es tal que el área de este particular bosque aún necesita duplicarse del 12% actual para llegar al 30% y alcanzar lo que los científicos creen que es un umbral mínimo para su conservación a largo plazo.

“Aunque este es un esfuerzo exploratorio, destaca el potencial de permitir y consolidar la regeneración para mitigar el cambio climático y asegurar los beneficios del bosque para la biodiversidad”, asegura Naikoa Aguilar-Amuchastegui, directora de ciencias del carbono forestal en WWF y líder del equipo de análisis de datos. "Sin embargo, sigue siendo difícil mapear la regeneración y queda mucho trabajo adicional por delante".

Utilizando datos más detallados sobre oportunidades de regeneración, Trillion Trees planea invitar a socios de conservación locales y financieros ecológicos para ayudar a facilitar nuevos proyectos de restauración de los entornos, centrándose en áreas que ofrecen el máximo beneficio para los ecosistemas vulnerables y las comunidades locales.