Tigre

SITUACIÓN

Tras un siglo de estar en declive, la cantidad global de tigres salvajes está comenzando a aumentar. Según los mejores datos disponibles hasta hoy, las poblaciones de tigres se mantienen estables o están aumentando en India, Nepal, Bután, Rusia y China. Se estima que quedan unos 3,900 tigres en estado silvestre, pero se necesita mucho más trabajo para proteger esta especie si queremos asegurar su futuro en la naturaleza. En algunas áreas, incluyendo gran parte del sudeste asiático, los tigres aún están en crisis y sus poblaciones están disminuyendo.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

En peligro de extición

POBLACIÓN ESTIMADA

Alrededor de 3,900

NOMBRE CIENTÍFICO

Panthera tigris

PESO 

220–660 libras (100-300 kg)

LONGITUD

6 a 10 pies (1.8 a 3 m)

HÁBITATS

Selvas tropicales, bosques verdes, bosques templados, manglares, pastizales y sabanas

Existen dos subespecies reconocidas de tigre*: el continental (Panthera tigris tigris) y el Sunda (Panthera tigris sondaica). El tigre, el más grandes de todos los grandes felinos asiáticos, depende principalmente de la vista y el oído en lugar del olfato para cazar. Por lo general caza solo y acecha a sus presas. Un tigre puede consumir más de 80 libras (36 kg) de carne a la vez. En promedio, los tigres dan a luz de dos a cuatro cachorros cada dos años. Si todos los cachorros de una camada mueren, se puede generar una segunda camada en cinco meses.

El tigre generalmente se hace independiente alrededor de los dos años de edad y alcanza la madurez sexual a los tres o cuatro años en las hembras y a los cuatro o cinco años en los machos. Sin embargo, la mortalidad juvenil es alta: aproximadamente la mitad de todos los cachorros no sobreviven más de dos años. Se sabe que el tigre puede llegar a vivir hasta 20 años en la naturaleza.

El macho de la subespecie más grande, el tigre continental, puede pesar hasta 660 libras (300 kg). En cambio, el macho de la subespecie más pequeña, el tigre de Sunda, llega a pesar hasta 310 libras (140 kg). En ambas subespecies los machos son más pesados que las hembras.

Fuera de las relaciones entre la madre y su descendencia, el tigre es en su mayoría solitario. Cada tigre individualmente tiene un territorio grande y el tamaño está determinado principalmente por la disponibilidad de las presas. Cada tigre marca su dominio con orina, heces, restriegos, raspaduras y vocalizaciones.

En toda su área de distribución, el tigre enfrenta implacables presiones debido a la caza furtiva, las matanzas como represalia y la pérdida de hábitat. Se ve obligado a competir por el espacio con las densas poblaciones humanas y, a menudo, en crecimiento.

* Clasificaciones de nuevas subespecies. Desde 2017, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha reconocido dos subespecies de tigre, comúnmente conocidos como tigre continental y tigre de la isla de Sunda. Todos los tigres de las islas restantes se encuentran solo en Sumatra, y los tigres de Java y Bali ahora están extintos. Estos se conocen popularmente como tigres de Sumatra. Los tigres continentales actualmente incluyen las poblaciones de tigres de Bengala, Malayo, Indochino y de Amur (siberiano), mientras que el tigre del Caspio está extinto en la naturaleza. Se cree que el tigre del sur de China está funcionalmente extinto.

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES?

AMENAZAS

LA CAZA FURTIVA Y EL TRÁFICO ILEGAL DE VIDA SILVESTRE

La caza furtiva es la mayor amenaza que enfrentan los tigres silvestres. Cada parte del tigre, desde el bigote hasta la cola, se ha encontrado en mercados ilegales de vida silvestre. Como resultado de la persistente demanda, sus huesos y otras partes del cuerpo se utilizan para modernas esencias para la salud y remedios populares, y sus pieles se buscan como símbolos de estatus entre algunas culturas asiáticas.

A menudo hay limitados recursos para proteger las áreas protegidas en los países donde viven los tigres. Incluso los países con una estricta aplicación de las leyes de protección de los tigres continúan librando batallas interminables contra la caza furtiva, que ahora y con frecuencia es orquestada por grupos transnacionales del crimen organizado que lucran cometiendo delitos contra la vida silvestre y socavan la seguridad de las comunidades locales.

El impacto que ocasiona la muerte de un solo tigre debido a los cazadores furtivos va más allá de la pérdida. Si se mata a una tigre hembra con cachorros, lo más probable es que sus cachorros mueran sin su madre y se pierde el potencial de la hembra para su futura reproducción. Si un macho es matado, su muerte puede resultar en una intensa competencia por su territorio entre los machos supervivientes de la población, lo que puede provocar lesiones y la muerte de otros tigres.

PÉRDIDA DE HÁBITAT

Los tigres han perdido aproximadamente el 95% de su rango de distribución histórico. Su hábitat ha sido destruido, degradado y fragmentado debido a las actividades humanas. La tala de bosques para la agricultura y la madera, así como la construcción de redes de carreteras y otras actividades de desarrollo, representan serias amenazas para los hábitats de los tigres. Los tigres necesitan amplias franjas de hábitat para su supervivencia ya que tienen grandes áreas de distribución y son muy territoriales. Entre más pequeños y dispersos sean los hábitats menos tigres pueden sobrevivir, lo que conduce a un mayor riesgo de endogamia y hace que los tigres sean más vulnerables a la caza furtiva a medida que se aventuran más allá de las áreas protegidas para establecer sus territorios. Esto hace hincapié en la necesidad de garantizar la conectividad de los hábitats entre las áreas protegidas donde viven los tigres.

CONFLICTO HUMANO-VIDA SILVESTRE

Las personas y los tigres compiten cada vez más por el espacio. A medida que los bosques se reducen y las presas escasean, los tigres se ven obligados a abandonar las áreas protegidas en busca de alimento y establecer territorios. Esto los lleva a áreas dominadas por los humanos que se encuentran entre fragmentos de hábitat, donde pueden cazar ganado doméstico del que muchas comunidades locales dependen para su sustento. Como represalia, los tigres a veces son matados o capturados. Los tigres “conflictivos” pueden terminar a la venta en los mercados negros. La dependencia de las comunidades locales de los bosques para obtener leña, alimento y madera aumenta el riesgo de que los tigres ataquen a las personas.

EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Una de las poblaciones de tigres más grandes y adaptadas del mundo se encuentra en Sundarbans, una gran área de bosque de mangle compartida por India y Bangladesh, en la costa del océano Índico. También es el único hábitat costero del tigre de manglar en el mundo. Estos bosques de mangle albergan una variedad de especies, incluyendo los tigres, y protegen las regiones costeras de las marejadas ciclónicas y los daños causados por el viento. Sin embargo, el aumento del nivel del mar ocasionado por el cambio climático amenaza con arrasar estos bosques y el último hábitat que queda de esta población de tigres. Según un estudio de WWF, de no realizarse ningún esfuerzo de mitigación, el aumento proyectado del nivel del mar, que se calcula sea de un pie (.3 m) para el año 2070, podría destruir casi todo el hábitat del tigre de Sundarbans.

"GRANJAS" DE TIGRES Y TIGRES CAUTIVOS

Las estimaciones actuales indican que hay más de 8,000 tigres retenidos en más de 200 centros en el este y sureste de Asia. Unas tres cuartas partes de estos tigres se calcula están ubicados en China. La escala actual de los esfuerzos comerciales de cría en cautiverio dentro de estas granjas es un gran obstáculo para la recuperación y protección de las poblaciones de tigres silvestres porque alimentan la demanda de productos de tigre, sirven como fachada para el tráfico ilegal y socavan los esfuerzos de aplicación de la ley. WWF está colaborando con los gobiernos de los países donde hay granjas activas de tigres y aboga por poner fin a la cría y eliminar gradualmente las granjas. WWF también aboga por mejores regulaciones de la población de tigres en cautiverio en Estados Unidos. Se estima que en Estados Unidos viven unos 5,000 tigres y debemos asegurarnos de que estos animales no sean explotados ni contribuyan al tráfico ilegal de tigres y sus partes.

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO EN WWF?

Instalando cámaras trampa en el parque nacional Tesso Nilo, provincia de Riau, Indonesia.

Como se demostró en varios ámbitos, los tigres salvajes pueden recuperarse. En 2010, los 13 países del área de distribución del tigre se comprometieron ante la iniciativa TX2, que busca duplicar el número de tigres salvajes para el año 2022, el próximo Año del Tigre. En los esfuerzos por alcanzar los objetivos de TX2, WWF y sus socios de conservación han adoptado un enfoque integral para la conservación del tigre.

Tiger

PRESERVANDO Y CONECTANDO LOS HÁBITATS DE LOS TIGRES

Los tigres necesitan áreas seguras para prosperar, y nuestro trabajo para proteger y conectar sus frágiles hábitats se basa en un riguroso análisis científico. WWF ha elegido lugares para concentrar sus recursos basándose en la mejor ciencia disponible y donde los tigres tienen las mejores posibilidades de recuperación y persistencia a largo plazo. Las ubicaciones comprenden corredores de tigres que unen sitios de los tigres con diversos entornos. Nuestro trabajo incluye desarrollar la capacidad local para administrar áreas protegidas, coordinación con los socios de conservación para administrar las áreas y corredores centrales de los tigres, y hacer frente al conflicto entre los humanos y vida silvestre y los impactos del desarrollo de infraestructura en los hábitats de los tigres. Para garantizar una eficaz gestión de conservación de los sitios de los tigres, los Conservation Assured Tiger Standards (CA | TS) o estándares de conservación asegurada para los tigres, ofrecen un conjunto mínimo de estándares para fomentar el éxito a largo plazo de la conservación de los tigres y las mejores prácticas en estas áreas. Nueve de los 13 países del área de distribución de los tigres están implementando CA | TS o están en diálogos sobre su registro, y dos sitios han logrado la aprobación de CA | TS al cumplir con todos los estándares requeridos.

PROTEGIENDO A LOS TIGRES

WWF trabaja para hacer cumplir la tolerancia cero en torno a la caza furtiva de tigres en Asia. Ayudamos a desarrollar la capacidad de las unidades de las fuerzas del orden en cada hábitat e instalamos mejores y nuevas tecnologías para ayudar a las agencias locales a lograr resultados de conservación. Ayudamos a mejorar la efectividad de los guardaparques capacitando al personal de las agencias de seguridad en herramientas de informes y monitoreo espacial como SMART. También trabajamos para asegurarnos de que las comunidades tengan interés en la conservación, ya que suelen ser los mejores administradores y defensores de sus recursos naturales.

MONITOREANDO A LOS TIGRES Y SUS PRESAS

Monitorear a los tigres y sus presas es esencial para lograr nuestro objetivo de duplicar las poblaciones de tigres silvestres. Haciendo uso de cámaras trampa, tecnologías de seguimiento y ADN recolectado de excremento, analizamos el progreso de las poblaciones de los tigres para adaptar nuestras estrategias y tomar decisiones de conservación basadas en una sólida experiencia científica y de campo.

FORTALECIENDO LA VOLUNTAD POLÍTICA

WWF trabaja con los gobiernos de los 13 países del área de distribución de los tigres para generar y mantener el impulso en torno a la conservación de los tigres, un recurso que puede mejorar sus agendas de desarrollo. Al vincular la conservación de los tigres con la preservación de los bosques y los esfuerzos de confinamiento de carbono, las naciones que se encuentran en el área de distribución de los tigres y sus socios de conservación pueden demostrar su compromiso de promover un futuro ambiental y económico saludable.

ELIMINANDO EL COMERCIO DE TIGRES

El comercio de partes y productos de tigre es una gran amenaza para la supervivencia de los tigres silvestres. Junto con TRAFFIC, la red global de monitoreo del comercio de vida silvestre, implementamos estrategias para ayudar a los gobiernos a detener las redes criminales de vida silvestre, cerrar los mercados negros y cambiar el comportamiento de los consumidores. Realizamos investigaciones para documentar el comercio de tigres, catalizar acciones contra este y ayudar a capacitar a las agencias de seguridad. Continuamos desarrollando estrategias para reducir la demanda de las partes y productos de tigre y cerrando las “granjas” de tigres.